Para la creación y decoración de interiores y exteriores, en DEVITRO Europa fabricamos productos de la máxima calidad y con la tecnología más avanzada.

Vidrios de decoración para paredes, suelos y techos de viviendas, oficinas, locales comerciales y edificios, así como para otros elementos auxiliares y mobiliario de distinto tipo.

Entre los diversos tipos de vidrio que encontramos en Devitro, destacan el vidrio plano comercial, el vidrio monolítico, el vidrio lacado, los vidrios de control solar, el vidrio doble aislante, el vidrio laminar, el vidrio templado y vidrio termoendurecido.

En este caso nos centramos en el vidrio termoendurecido, un tipo de vidrio que ha sido sometido a un tratamiento térmico especifico aumentando sensiblemente su resistencia a las tensiones de origen mecánico y térmico. Al vidrio termoendurecido también se le conoce como vidrio semitemplado. Este tipo de tratamiento sólo se puede realizar sobre vidrios de espesor igual o inferior a 10 mm.

El proceso es muy similar al del vidrio templado térmico, diferenciándose de éste en que el enfriamiento es mucho más lento, y el templado mucho más brusco. Por este mismo motivo la tensión superficial del vidrio termoendurecido es menor al de los vidrios templados, evitando así el riesgo de roturas espontáneas ocasionales.

Para que el estado de los cantos, las aristas y la superficie del vidrio no sea alterado, las manufacturas que se hagan en el vidrio termoendurecido como cortes y taladros, se deberán realizar en fábrica antes del tratamiento térmico.

Dado que en el proceso de transformación, el enfriamiento es más lento, las tensiones superficiales inducidas son inferiores, tienen una resistencia mecánica más baja que los templados.

Aunque los vidrios termoendurecidos tengan una gran resistencia mecánica, no se pueden considerar un producto de seguridad, dado que en caso de rotura, los trozos que resultan pueden dañar a las personas al ser de una dimensión considerable, aunque en un principio no tienen porqué desprenderse.

También por este motivo el vidrio termoendurecido se utiliza en aplicaciones donde no se requiere vidrio de seguridad pero sí una mayor resistencia a la presión del viento, la nieve o una mayor tensión térmica.

En algunas ocasiones se utiliza una de las hojas de vidrio termoendurecido en el vidrio laminado para conseguir un vidrio de seguridad reforzado. En estos casos el vidrio, si se rompe, permanece en el marco hasta el momento de su sustitución.

¿Qué usos tiene el vidrio termoendurecido?

Las características mecánicas, térmicas y de fragmentación propias del vidrio termoendurecido, lo hacen idóneo para aplicaciones constructivas.

Aunque su resistencia mecánica es menor, se recomienda la utilización de vidrio recocido y no de vidrio templado en el acristalamiento de algunos edificios. Por ejemplo, en Estados Unidos donde los rascacielos abundan, su utilización es obligatoria dependiendo de la altura a la que irá colocado el acristalamiento.

Como ya hemos comentado, se utiliza también fabricar vidrios laminados reforzados en seguridad y en usos que no requieren el plus de seguridad pero si de una resistencia superior, como lugares donde sopla abundante viento o hay fluctuaciones importantes de temperatura.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha