El tipo de vidrio que utilizamos para cada caso o zona de la casa, depende de varios factores. Pero principalmente dependerá del uso que vaya a darse a ese espacio en concreto, o las condiciones a las que se enfrentará el panel de vidrio. En el caso de revestimientos como el vidrio para salpicaderos de cocina, o para recubrir mesas o muebles, en Devitro Europa utilizamos un vidrio de seguridad templado, especialmente formulado para cumplir con su función y tener una gran vida útil.

Características del vidrio de seguridad templado

Para paneles de revestimientos, el material ideal es el vidrio de seguridad templado. Este tipo de vidrio es hasta cinco veces más resistente a los golpes que el vidrio normal. Además, resiste muy bien las altas temperaturas. Por lo que también es perfecto para utilizarlo cerca de las fuentes de calor de la cocina.

El proceso de templado del vidrio ha permitido al sector de la construcción y decoración contar con un material seguro, cristalino y que permite construirse en paneles cada vez más grandes. Con el vidrio de seguridad templado, los arquitectos y decoradores tienen a su disposición un vidrio totalmente seguro, muy estético y funcional.

El vidrio templado se considera un vidrio de seguridad según el CTE. Esto se debe a que al romperse, lo hace en pequeños trocitos de forma más o menos redondeada que no supone un peligro físico considerable para el usuario en caso de rotura.

Por otro parte, el vidrio templado aumenta la resistencia a la flexión desde 400 kp/cm2hasta 1.200 – 2.000 kp/cm2, lo que equivaldría a pasar a tener hasta cinco veces la resistencia de un vidrio normal.

El templado del vidrio también mejora la resistencia al choque térmico de este material. De esta forma, el vidrio de seguridad templado pasa de tener una resistencia al choque térmico de 60ºC a 240ºC. Por este motivo, el vidrio templado se emplea también para fabricar puertas de hornos, microondas, lámparas o zonas como el salpicadero que soportan altas temperaturas.

En definidas cuentas, un vidrio templado pasa a ser de cuatro a cinco veces más resistente a la rotura mecánica y cuatro veces más resistente al calor.

Por tanto al templar un vidrio común, este se vuelve de 4 a 5 veces más resistente a la rotura mecánica y 4 veces más resistente al calor.

Proceso de fabricación del vidrio de seguridad templado

Para poder obtener un vidrio de seguridad templado de calidad, el vidrio normal o flotado se somete a unas temperaturas que pueden superar los 600 grados centígrados. Posteriormente, se procede a enfriarlo muy rápidamente con aire.

Este proceso permite que el vidrio templado quede expuesto a tensiones de compresión en su superficie, y a tensiones de tracción en su interior. De esta manera se consigue una resistencia estructural y al impacto mucho mayor que el vidrio común

En caso de utilizarse este material, debido a su proceso de fabricación, cualquier tipo de manufactura que se le quiera realizar como cortes o canteado se tendrán que hacer antes de convertirse en vidrio de seguridad templado

Usos del vidrio de seguridad templado

El uso del vidrio de seguridad templado se recomienda en zonas que pueden ser susceptibles de roturas por el uso o el impacto de los usuarios.

Entre estas aplicaciones, desde Devitro Europa, destacamos las encimeras de cocina, las vitrinas y expositores que tengan que soportar temperaturas muy elevadas, entornos de chimeneas, salpicaderos de cocinas y otras zonas cercanas a fuentes de calor.

Por otra parte, el vidrio de seguridad laminado 3+3, 4+4, etc., se utiliza para separación de ambientes y menos para revestimientos. Este no es templado y en caso de rotura queda en su sitio sin caerse.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha