Uno de los temas más populares de nuestro blog sobre soluciones en vidrio y vidrio a medida, es el de los diferentes tipos de vidrio. Ya os hemos hablado del vidrio laminado, del vidrio templado, del doble acristalamiento, vidrio bajo emisivo, butiral, y un largo etcétera. Hoy es el turno del vidrio líquido, un material de lo más curioso que merece la pena conocer.

¿Qué es el vidrio líquido?

Hablar sobre el vidrio liquido puede resultar algo confuso, ya que este mismo nombre se utiliza para diferentes materiales.

Por norma general, se llama vidrio líquido a una sustancia elaborada con resina de poliéster que deja un acabado similar al cristal. Al añadir a los objetos una capa protectora transparente, su uso es común en manualidades, sobre textiles y diseño o decoración de muebles a media.

El uso de este vidrio líquido ofrece un acabado de tipo acrílico que puede igualarse a 50 capas de barniz. Por eso cada vez más especialistas y decoradores utilizan este material para dar a los diferentes objetos ese toque brillante que aporta el vidrio.

Por otro lado, este tipo de vidrio líquido resulta muy fácil de aplicar, por lo que resulta sencillo conseguir diferentes acabados y jugar con otros materiales. Además, si te apetece probar y experimentar con este material, es posible adquirir vidrio líquido en diferentes formatos en función del uso que vayas a darle.

Por ejemplo, es tendencia aplicar vidrio líquido entre huecos de madera natural para crear muebles únicos y muy originales. De esta forma no sólo se consigue un plus decorativo, sino que también se aporta mayor resistencia a materiales más frágiles como la madera.

Entonces, ¿el vidrio líquido es lo mismo que la resina?

Como decíamos, llamamos vidrio líquido a diferentes tipos de materiales. Uno de ellos es ciertamente un tipo de resina que en estado bruto tiene consistencia líquida y viscosa, translúcida o transparente. Pero que al añadirle dos componente (catalizador y acelerador) se produce una reacción química llamada polimerización que permite que esta resina se endurezca y sea posible crear con ella estos muebles y diseños que os comentábamos.

¿Qué es el vidrio líquido para autos?

El vidrio líquido para autos es otra sustancia similar a la resina que en el campo de los automóviles se emplea para proteger la pintura de los coches.

Este vidrio líquido contiene varios compuestos de polímeros de dióxido de silicio, titanio y óxido de aluminio, un compuesto alcalino de sodio y potasio, y silicona. Aunque cada tipo de esmalte puede tener su propia composición para adaptarse a las necesidades de cada profesional.

Para que el producto pueda permanecer firmemente fijado en una superficie brillante, también incluye varias sustancias activas o nanopartículas, que actúan a nivel molecular en contacto con la pintura y el barniz y se fijan firmemente en su superficie.

Esta sustancia líquida, se vuelve sólida tras el secado, añadiendo una película transparente que protege las superficies tratadas contra efectos como la humedad o el aire. Por eso tiene importantes usos sobre productos metálicos, impidiendo que estos se oxiden fácilmente.

¿Cristal líquido o vidrio líquido?

Cuando hablamos del cristal líquido nos referimos una sustancia que comparte las características de líquidos y sólidos. Esto quiere decir que mientras que el cristal tiene una estructura ordenada, en el cristal líquido la posición de las moléculas no está precisamente en ordenada.

Sin embargo, al contrario que los líquidos ordinarios, este tiene unas moléculas alargadas y delgadas que pueden alinearse siguiendo un patrón.

El cristal líquido ha tenido diversos usos y aplicaciones desde su descubrimiento, hoy en día el que más conocemos es el que se emplea en la fabricación de pantallas.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


[contact-form-7 id="2991" title="Formulario Contacto Después Post"]
Call Now Button