La radiación solar no sólo es un problema que nos acontezca en verano. Y aunque los rayos solares y la luz natural sean imprescindibles para la vida, los rayos UVA siguen muy presentes durante todo el año, pudiéndonos causar importantes problemas de salud si no tomamos las precauciones necesarias. En este sentido, el vidrio con control solar es una opción cada vez más demandada para proteger a los usuarios de hogares y oficinas de esta radiación ultravioleta directa. Pero, ¿cómo lo consigue?

¿Cómo funciona el vidrio con control solar?

El vidrio en estado natural tiene una emisividad superficial muy alta, por lo que puede absorber y emitir la radiación solar por completo. No obstante, en Devitro Europa, especialistas en vidrio en Granada, Almería, Málaga y Granada, adaptamos este material para que cumpla las diversas necesidades que puedan tener nuestros clientes. Para ello, lo tratamos químicamente, obteniendo un vidrio con control solar y unas propiedades de resistencia al calor mejoradas. Además, el vidrio puede tintarse para bloquear los rayos UV hasta cierto punto.

Para la fabricación de vidrio con control solar se aplica una capa protectora a base de óxido sobre el vidrio, la cual reflejará la mayor parte de la radiación UV; evitará el deslumbramiento solar excesivo y ayudará a ofrecer un mayor confort térmico. De esta manera, este tipo de vidrio logra mantener los interiores que reciben una radiación solar directa y continuada más frescos y confortables, sin perder luminosidad. Por lo que se trata del uso más adecuado en ventanas y escaparates cuando se quiere conseguir un confort térmico excelente.

Otra de las ventajas del vidrio de control solar es que permite a los usuarios un ahorro significativo en la factura de la luz, al depender menos del aire acondicionado y de los sistemas de calefacción para lograr una buena eficiencia energética.

¿Qué es el vidrio de baja emisividad?

El vidrio de baja emisividad ayuda a bloquear los rayos ultravioleta e infrarrojos del sol. Pero con la ventaja de que la luz visible puede pasar sin problema. Ya que tiene una emisividad “baja”. En consecuencia, el vidrio reduce la cantidad de radiación solar absorbida y transmitida, y el calor exterior se reduce de forma notable.

Estos tipos de vidrios tampoco dejan salir el calor interno, por lo que también se disfrutarán de inviernos cálidos.

Tipos de rayos UV

Las radiaciones UV incluyen diferentes tipos de rayos solares, principalmente tres:

-Rayos UVA: Cerca del 90% de los rayos solares que recibe nuestro planeta son rayos UVA, ya que no son filtrados por la capa de ozono. Esta luz de onda larga llega a penetrar incluso la segunda capa de la piel. Por lo que se trata de una radiación dañina que causa envejecimiento de la piel y arrugas prematuras, incluso puede llegar a provocar cáncer de piel. También causa problemas oculares y daños al sistema inmunológico, que resulta debilitado.

Pueden bastar quince minutos al sol para sufrir quemaduras y enrojecimiento de la piel debido a este tipo de radiación.

Rayos UVB: Estos rayos tienen una longitud de onda media, que afecta de lleno a las capas superiores de la piel. Aunque son unos rayos con poca incidencia sobre la superficie de la Tierra. Es la radiación culpable de las quemaduras solares y piel enrojecida.

Rayos UVC: Estos son los rayos UV más dañinos, aunque por suerte son completamente absorbidos por la capa de ozono de nuestro planeta.

Por todos estos motivos no es de extrañar que los usuarios busquen nuevas soluciones al problema de la radiación solar negativa. Si quieres escapar de estos rayos dañinos en tu local o vivienda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de dar con la solución más adecuada a tus necesidades.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


    Su nombre*

    Su e-mail*

    Asunto

    Su mensaje

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Introduce estos códigos: captcha

    Call Now Button