Ahora que el frío y las inclemencias del tiempo vuelven con el otoño, retomamos un tema que no podemos pasar por alto en nuestra vivienda: El cambio de ventanas.

Aunque existen ventanas antiguas de calidad, en muchas ocasiones en viviendas más viejas las ventanas son uno de los elementos que más interfieren en el confort del hogar y en el precio de la factura eléctrica mensual.

Cuando las ventanas empiezan a dar fallos de aislamiento acústico o de temperatura resulta conveniente cambiarlas lo antes posible, especialmente antes de que los termómetros comiencen a marcar sus temperaturas más bajas.

Cambiar las ventanas por el aislamiento térmico

Al cambiar unas ventanas viejas por unas nuevas con rotura de puente térmico se gana aislamiento térmico en la vivienda. Con este cambio es posible conseguir un ahorro de energía de hasta un 77% en calefacción y aire acondicionado.

Para que el aislamiento térmico sea el correcto los materiales elegidos deberán ser de gran calidad. Las ventanas de aluminio y vidrios de baja emisividad aumentan el confort de la vivienda y el bienestar de toda la familia.

La calidad y el tipo de vidrio que se utilice en la ventana también es esencial para garantizar las ventajas de cambiar las ventanas viejas por unas nuevas. Por eso en Devitro Europa contamos con grandes profesionales para asesorar a nuestros clientes en la elección del tipo de vidrio adecuado para cada vivienda. No dudes en consultarnos.

De la instalación también dependerá el resultado final y el aseguramiento de un buen aislamiento térmico.

Mejora del aislamiento acústico con el cambio de ventanas

Además de lo mencionado en el punto anterior, elegir el tipo correcto de apertura de las ventanas también será imprescindible para que el cambio merezca la pena. Para controlar el aislamiento acústico las mejores opciones son las ventanas de apertura practicables, abatibles o oscilobatientes. Estos casos se caracterizan por controlar mejor el aislamiento que otras opciones más tradicionales como las correderas.

El vidrio sigue siendo importante en este punto. Se recomiendan en este sentido los vidrios dobles o triples con cámaras. Cuanto más grueso sea el vidrio de la ventana, mejor será el aislamiento acústico. Lo recomendable es que éste no sea inferior a los 6mm.

Un factor que se tiende a dejar de lado son los cajones de las persianas y esto es un gran error. Para garantizar que el ruido no entre a la vivienda, es recomendable que el cajón de la persiana esté lo más aislado posible. Para ello se pueden utilizar chapas unipanel con un pórex grueso o cajones de PVC, ya que se podrán forrar con una chapa del mismo tono que las ventanas.

Ahorro diario

Para lograr un ahorro en la factura mensual de la vivienda es clave controlar y mantener los elementos por los que se produce un gasto de energía y todos aquellos que intervienen en la climatización de la casa.

Las ventanas son uno de estos elementos que resulta más sencillo y económico de cambiar y de los que más repercusión representan en el ahorro energético. En los meses más fríos la climatización de la vivienda supone casi el 50% del consumo energético que se produce. Una manera muy eficiente de impedir que esto sea así es la instalación de ventanas de eficiencia energética elevada.

Las ventanas de alta eficiencia energética son aquellas en la que la suma de los perfiles y el acristalamiento proporciona una transmitáncia térmica muy baja. Podemos conseguir ahorros de entre un 70%/77% al pasar de un vidrio simple a un vidrio bajo emisivo. Por tanto, este cambio nos garantiza que en pocos años la inversión estará totalmente amortizada.

El fabricante de productos vendidos en el mercado CE deben indicar el nivel de eficiencia de sus ventanas: Permeabilidad del aire, aislamiento acústico, resistencia a la carga del viento, aislamiento térmico, etcétera.

Finalmente, la seguridad es otro de los beneficios de cambiar unas ventanas antiguas. En el mayor número de robos, los ladrones fuerzan los sistemas de cierre sin romper el vidrio. En este sentido hay que tener especial cuidado en viviendas unifamiliares y piso en plantas bajas. Un vidrio de seguridad puede ser clave.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha