Las altas temperaturas propias del verano impiden a infinidad de españoles disfrutar de esta época del año como les gustaría: Problemas de sueño, mayor cansancio… El calor está bien, pero en su justa medida, y si es fuera de nuestras viviendas, mejor que mejor.

¿Te has planteado si utilizas correctamente las ventanas en verano? Un buen manejo de las mismas es uno de los mejores remedios para bajar unos grados la temperatura del hogar. Por eso, desde Devitro Europa os damos algunos consejos para frenar el calor dentro de la casa y disfrutar de unas vacaciones más confortables. ¡No te los pierdas!

1 Ventanas con doble vidrio

A todos nos gusta que nuestra casa cuente con una buena iluminación y grandes ventanales que nos permitan disfrutar de las vistas. Sin embargo, debemos tener especial cuidado con el tipo de ventanas que elegimos y la instalación de las mismas, ya que de ello dependerá en gran medida que el calor o el frío excesivo se cuelen más de la cuenta en las estancias.

Si notas que en invierno se escapa la calefacción y en verano el aire acondicionado no lo dejes pasar más y revisa el estado de las ventanas, ya que seguramente el dinero de tus facturas se esté escapando por ellas sin darte cuenta.

Comprueba que todas las ventanas estén bien ajustadas y tengan un cristal grueso y bien fijado, o cuenta con el asesoramiento de una empresa especializada en vidrio. El doble cristal es una de las manera más eficaces de aislar la vivienda de la temperatura exterior.

2 Ventila de madrugada

Abrir las ventanas las primeras horas de la mañana (antes de las 9 am) y aprovechar la temperatura más suave y el aire más fresco nos permitirá bajar unos grados la temperatura de la vivienda a la vez que renovamos el aire de su interior.

3 Ventanas cerradas y persianas bajadas durante el resto del día

Una vez pasada la mañana y su agradable temperatura, recuerda cerrar todas las ventanas y bajar las persianas en la medida de lo posible, ya que sólo así conservaremos la temperatura que hemos conseguido de madrugada y nos refugiaremos de los fuertes rayos de sol.

Cuando el sol se esconda, podremos volver a abrir las ventanas para, de nuevo, disfrutar de una agradable brisa.

En el caso de que los mosquitos sean tus máximos enemigos cada verano puedes optar por colocar mosquiteras en las ventanas y no renunciar al fresco de estas horas de la noche.

4 Crea corrientes de aire

Existen otras formas de generar aire más económicas que encender el aire acondicionado. Jugar con las ventanas y puertas de las distintas estancias y crear corrientes de aire nos permitirá generar una temperatura inferior y disfrutar de un aire mucho más fresco y agradable.

5 Instala toldos y parasoles

Los toldos y los parasoles permiten que las ventanas y terrazas no reciban los rayos directos del sol, que con estos elementos rebotan hacia otras paredes de la vivienda. De esta forma nos será más sencillo mantener una buena temperatura en el interior e impedir que el sol de directamente sobre nuestra fachada.

¿Y tú? ¿Conoces algún otro truco? ¡Cuéntanoslo!


¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha