Los muebles de vidrio a medida ofrecen una gran resistencia y durabilidad. No obstante, al igual que cualquier otro material, un uso inadecuado o un golpe más fuerte de lo normal, puede provocar en ellos roturas difíciles de reparar. En este caso nos centramos en el cristal de la mesa, que es precisamente uno de los paneles de vidrio que más tienden a romperse en viviendas y negocios. En estos casos, ¿existe alguna forma de reparar este cristal, o por el contrario es necesario cambiarlo por uno nuevo?

¿Cómo reparar el cristal de la mesa?

Las roturas en el cristal de la mesa son de lo más habituales por el gran uso que se hace a diario de este mueble de la cocina, salón o comedor. Un choque contra una esquina o colocar una fuente sobre el tablero de una forma más brusca de lo habitual, pueden ser algunas de las muchas causas por las que el cristal de la mesa puede quebrarse. En algunos casos, se trata de una simple grieta, mientras que en otros, claramente la única solución viable es encargar otro tablero de cristal a medida para sustituirlo cuanto antes. Si lo consideras oportuno, puedes intentar reparar el cristal de la mesa con ayuda de un kit de reparación de cristal. Por norma general estar siliconas específicas pueden ser únicamente útiles hasta que podamos cambiar el tablero de vidrio por uno nuevo, o si se utiliza algún tipo de mantel sobre la mesa. Ya que estéticamente es muy complicado reparar un cristal roto en casa y que el corte se disimule por completo. En este caso, es importante asegurarse de que el cristal reparado no conlleva ningún tipo de peligro para los usuarios. En caso contrario, mejor cambiarlo cuanto antes.

¿Cómo quitar rayones de un mueble de cristal?

Las piezas de cristal provenientes de muebles, o de cualquier otra superficie, pueden sufrir rayajos o rayones producidos por el uso diario. Sin embargo, a diferencia de las roturas del cristal, los rayones tienen una solución más sencilla. Una vez limpio el tablero de vidrio, se valorará la profundidad del rayajo. Ya que si es éste es muy profundo, probablemente no tenga solución más allá de cambiar la pieza de vidrio. En el mercado existen productos como las ceras anti-arañazos que pueden ayudarte a disimular este problema. Aunque algunas personas prefieren los remedios caseros como la pasta de dientes para devolver el aspecto liso al vidrio. Otra opción, más cara y profesional, es la de pulir la superficie. No obstante, si se apuesta por este método para quitar arañazos en el cristal, será necesario pulir la pieza entera. Por lo que es recomendable dejar este trabajo a un profesional, que además logrará un resultado mejor. Para la limpieza diaria del cristal, se recomienda utilizar agua destilada en lugar de agua del grifo y papel de periódico en vez de trapos que pueden dejar pelusa o restos de papel.

¿Qué tipo de vidrio comprar para la mesa?

Si necesitas sustituir el cristal de la mesa por uno nuevo, quizá te preguntes porqué tipo de vidrio debes decantarte para que aguante más y mejor. El vidrio templado se somete a un tratamiento que le otorga una resistencia hasta siete veces mayor que el vidrio convencional. Además, en caso de rotura, estos vidrios se fraccionan en trozos de vidrio muy pequeños y con bordes redondeados, lo que le convierte en un vidrio de seguridad. Cuando este tipo de vidrio se destina a una mesa o mueble similar, se suelen utilizar espesores que van desde los 8 a los 22 milímetros. Y si hay niños en casa, será recomendable elegir cristales de mesas a medida con bordes redondeados, que además de ser más seguros, son más resistentes.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha