Sí, aunque a priori el término ‘cortinas de cristal‘ no pueda resultar muy convincente, lo cierto es que éstas ofrecen grandes ventajas y funciones a hogares, locales y edificios. ¿Te interesa? Te contamos algunas de ellas a continuación.

¿Qué es una cortina de cristal?

Las cortinas de cristal son paneles de vidrio que permiten cerrar terrazas, porches y balcones de la forma más elegante y moderna. Éstas pueden ser paneles de vidrio abatible o corredero que ofrecen a los usuarios la posibilidad de disfrutar de un espacio extra. A la vez que mejoran la visibilidad respecto a otras opciones y cerramientos.

En definitiva, las cortinas de vidrio son una alternativa innovadora, estilosa y práctica que hace que las estancias que se desean cerrar se conviertan en un lugar más acogedor y funcional. En el que las posibilidades de aprovechamiento del espacio se vuelven casi infinitas.

¿Cómo funcionan las cortinas de vidrio?

El funcionamiento de estas cortinas de cristal dependerá del modelo y sistema de cerramiento elegido. Pero en cualquier caso, el funcionamiento de las cortinas es muy dinámico y sencillo. Lo que permite a los usuarios cerrar o abrir las estancias al exterior de una manera muy dinámica y sencilla.

Estos sistemas, que pueden ser abatibles, correderos o apilables, disponen de unas guías inferiores que permiten que los paneles se deslicen fácilmente, tanto para abrir la cortina, como para cerrarla. Y lo mejor de todo, es que en todos los casos se ofrece una transparencia única que logra que los espacios se vean mucho más amplios y se fundan con el exterior de la vivienda o local. Tal y como ocurre con las puertas acristaladas o las separaciones de cristal.

Para la fabricación de estos cerramientos de cristal utilizamos vidrio templado de seguridad, el cuál tenemos disponible en distintos grosores y diseños. A mayor grosor del cristal, mayor será el aislamiento que se consigue. Gracias a la formulación de este vidrio, su resistencia es muy superior a la de los vidrios convencionales. Por lo que frente a los golpes actuará de manera similar a los parabrisas de los coches. Además, en caso de accidente, el vidrio templado de seguridad se fraccionará en pequeños trozos que no cortan a los usuarios.

¿Por qué merece la pena instalar cortinas de vidrio?

Cada vez son más los clientes que se enamoran de todas las ventajas y beneficios que las cortinas de vidrio aportan a sus viviendas y locales.

Entre ellas, destaca la posibilidad de poder abrir y cerrar una zona exterior a nuestro antojo. Por lo que este espacio puede pasar de ser una habitación más de la casa, a convertirse en un fantástico porche abierto o terraza. Así que esta zona puede aprovecharse perfectamente los trescientos sesenta y cinco días del año, sean cuales sean las condiciones ambientales.

Otra ventaja, esta vez estética, es que permiten disfrutar de las vistas sin impedimentos de ningún tipo. Especialmente si se apuesta por cortinas sin perfiles.

Por otra parte, las cortinas de vidrio se instalan de una forma limpia y rápida, sin apenas obras. Aunque se hace imprescindible la existencia de techo para poder fijar el carril superior sin problemas.

Además, la limpieza de este cerramiento es cómoda y segura. Ya que ambas caras del cristal pueden limpiarse desde el interior sin problemas ni exposiciones peligrosas.

Otro aspecto positivo es que con las cortinas de cristal no es necesario abrir la zona o cerrarla por completo. Ya además de poder cerrarla o abrirla completamente, también podemos elegir qué zona abrir o cerrar en función de la dirección del viento o la lluvia.

¿Qué más se puede pedir? No dudes en contactar con nosotros para solicitar más información.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha