Hoy en día lo normal es que los vidrios más convencionales se queden inservibles para satisfacer las necesidades más específicas de propietarios de viviendas, arquitectos y empresas de construcción. Por ello, para otorgar al vidrio todas las cualidades que se requieren hoy en día, las empresas como Devitro Europa ofrecen multitud de tipos de vidrio de calidad, entre ellos el vidrio laminado

+ y el vidrio templado.

¿En qué se diferencian el vidrio laminado del vidrio templado?

Entre los distintos tipos de vidrio, el vidrio laminado y el templado son algunos de los más utilizados, pero también los que más tienden a confundirse entre sí. Para tener más claro cuando nos conviene más publicar un tipo u otro, comparamos las cualidades y ventajas de cada uno de ellos.

¿Cómo saber si un vidrio es laminado?

El tipo de vidrio que escojamos es fundamental para complementar correctamente cada espacio y ajustarnos a las necesidades de estos en cuanto a seguridad, resistencia y diseño.

El vidrio laminado es un vidrio de seguridad en el que se encuentran fusionados dos o más vidrios. Para unir estas láminas de vidrio, se utiliza una capa plástica flexible de PVB (polivinil butiral). Esta capa de PVB consigue que se dé la combinación de las propiedades específicas del vidrio; la transparencia y la resistencia, junto a una mayor elasticidad, resistencia a los impactos, protección acústica y frente a los rayos UV, así como ofrecer más posibilidades de color que el vidrio convencional.

El proceso de unión de las capas de vidrio y PVB se conoce como autoclave y consiste en la compactación de la pieza mediante presión, calor y vacío.

Este proceso también consigue que el vidrio sea más resiste al vidrio contra impactos y a la fuerza del viento.

Al igual que el vidrio templado, el vidrio laminado se considera un vidrio de seguridad por fragmentarse en una sola pieza, impidiendo que traspasen los objetos y que los trozos de vidrio puedan causar daños, ya que los fragmentos se quedan pegados.

¿Qué es el vidrio templado?

El vidrio templado se crea por un proceso de calentamiento en un horno horizontal. A través de esta técnica de calentamiento, se consigue elevar la temperatura del vidrio hasta los 650° C. Posteriormente, se enfría de manera brusca con aire frío a presión. Tras este proceso de calentado y enfriado, el vidrio templado se vuelve hasta cinco veces más resistente que el vidrio común.

No obstante, esta resistencia dependerá de diversos factores, entre ellos del espesor del vidrio, que va de los 4 mm a los 19 mm, en una gran variedad de colores.

Al igual que el vidrio laminado, el templado es también un vidrio de seguridad. En este caso, si se fractura, la fragmentación se hace en aristas redondeadas que no causan heridas ni daños en el entorno.

Las diferencias del vidrio en el proceso de fabricación

Como podemos ver, cada tipo de vidrio obtiene unas cualidades diferentes que se otorgan dependiendo del proceso de fabricación al que se ven expuestos.

No obstante, hay que tener claro que tanto el vidrio laminado, como el templado o el vidrio blindado, parten del mismo tipo de vidrio: La manufactura del vidrio crudo o vidrio común.

Es a partir de este material como se desarrollan el resto de vidrios con cualidades adicionales.

Proceso de fabricación del vidrio blindado

Para fabricar vidrio blindado se debe hacer una fusión entre dos o más vidrios unidos por una capa plástica flexible de polivinyl burital y una lámina de poliuretano unida a una lámina de policarbonato balístico.

La resistencia del vidrio blindado dependerá del número de capas de vidrio que tenga éste, de la misma forma, el nivel de protección que se requiera del vidrio blindado dependerá de su espesor.

Usos de cada tipo de vidrio

Una vez conocidas las cualidades de cada tipo de vidrio, podemos decir que el vidrio laminado y el vidrio templado suelen utilizarse para las siguientes funciones:

Mamparas de ducha: El vidrio templado es el más utilizado en cuartos de baño, en aplicaciones como las mamparas.

-En los escaparates, es más normal utilizar vidrio laminado, aunque puede utilizarse vidrio blindados si se exige una máxima seguridad o bien combinarlos con vidrios templados.

-Para las barandillas el vidrio más común es el laminado, aunque si se necesita unir diferentes materiales suele utilizarse el cristal templado.

-Del mismo modo, en puertas abatibles y corredizas se utiliza el vidrio templado, ya que se necesita utilizar bisagras, frenos y otros mecanismos.

-En las superficies pisables, el tipo de vidrio que se utilice dependerá de diferentes cuestiones, aunque suelen utilizarse combinaciones de vidrios monolíticos templados o sin templar.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha