Una cocina amplia y bien iluminada es todo un sueño para muchos y muchas. Pero la buena noticia es que conseguirla puede ser mucho más fácil de lo que pensamos. Especialmente si no estamos de alquiler y tenemos la opción de hacer algunos pequeños cambios. En este caso queremos hablarte de las cristaleras en la cocina y de las innumerables ventajas que aportan. ¿Estás pensando en esta alternativa? Pues atento/a, ¡te contamos porqué apostar por ella será la mejor opción!

Cristaleras en la cocina para dar luminosidad

Una de las principales ventajas de nuestras cristaleras y cocinas con vidrio y cristal es que logran que la cocina aproveche mucho mejor la luz natural y pase a ser una estancia más iluminada, y por tanto, más confortable.

Estas paredes de cristal pueden colocarse en el lado colindante al salón o pasillo, o bien, hacia el exterior (sobretodo si tienes unas vistas tan maravillosas que no quieres perdértelas por nada del mundo mientras cocinas). En cualquier caso, las cristaleras en la cocina permiten aprovechar mejor la luz que llega a esta estancia a través del interior de la vivienda o de la zona exterior.

Además de suponer un cambio sustancial en el aspecto y uso de esta parte de la casa, el aprovechamiento de la luz natural en la cocina supondrá un ahorro considerable en la factura de la luz.

Las paredes de cristal amplían visualmente el espacio

Otro motivo por el que instalar una cristaleras en la cocina es la capacidad del vidrio para dar amplitud a los espacios como por arte de magia.

Cambiar un tabique por una pared de cristal supondrá un antes y un después en la imagen de tu cocina y salón o comedor. La cristalera logrará conectar visualmente la zona de la cocina y del resto de la vivienda, haciendo que ésta parezca mucho más amplia, moderna y confortable.

Además de las cristaleras fijas, también puede optarse por paredes plegables o correderas, con la gran ventaja de que podremos unificar el salón con la cocina siempre que lo deseemos.

Espacios separados, pero visualmente unidos

Las cocinas abiertas al salón tienen muchas ventajas estéticas, pero también grandes inconvenientes. Por ejemplo, puede resultar desagradable que el humo, los olores y el ruido que se suele producir en esta estancia salga a sus anchas y recorra el resto de la casa. Precisamente por esto las paredes de cristal se están convirtiendo en la alternativa perfecta de las cocinas abiertas, puesto que cuentan con todas las ventajas de éstas, pero no con sus puntos negativos.

Por otro lado, al separar la estancia de forma eficiente, también conseguimos mantener la temperatura de los diferentes espacios con menor esfuerzo.

Las cristaleras en la cocina aportan modernidad y versatilidad a la cocina

Aunque las cristaleras en la cocina se utilizan a menudo para hacer que estas parezcan más grandes, o estén mejor iluminadas, no hay que olvidar que también estamos hablando de una tendencia decorativa por sí misma. Por lo que muchos clientes deciden optar por las paredes de vidrio simplemente por cuestiones estéticas y para conseguir que la vivienda adquiera un toque único, mucho más actual.

Además, el vidrio es uno de los materiales más versátiles que existen. Esto hace que resulte especialmente fácil de combinar o personalizar para ajustarlo al 100% a las necesidades de cada persona. Fabricamos paredes divisorias de cristal con marcos de diversos materiales o tonalidades, paneles de vidrio que se ajustan a todos los tamaños, vidrios coloreados, e incluso vidrios impresos.

Al tratarse de un material translúcido y disponer de tantas posibilidades de adaptabilidad, las cristaleras permiten un sinfín de posibilidades, tanto decorativas, como funcionales.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


    Su nombre*

    Su e-mail*

    Asunto

    Su mensaje

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Introduce estos códigos: captcha

    Call Now Button