En la mayoría de ciudades en las que prestamos nuestros servicios las lluvias apenas hacen acto de presencia a lo largo del año. Pero cuando deciden aparecer, a menudo lo hacen con tal intensidad que provocan problemas de filtraciones, goteras y desperfectos eléctricos, entre muchos otros problemas en la vivienda. De hecho, en época de lluvias intensas los siniestros en hogares aumentan hasta un 19%, con el consiguiente aumento de gasto para las familias. Por lo que es importante conocer algunos consejos y soluciones para proteger la vivienda de la lluvia y ahorrar en reparaciones varias.

Proteger la entrada de la vivienda y edificios con marquesinas de vidrio

Una de las soluciones para proteger la vivienda de la lluvia que os proponemos desde Devitro Europa son las marquesinas de cristal.

Estas construcciones en vidrio que se colocan sobre puertas y ventanas son una opción económica y eficaz de proteger la fachada de la vivienda o local de la lluvia, el sol o el granizo. Además, pueden construirse totalmente a medida, adaptándonos a las dimensiones que solicite el cliente y al diseño más adecuado al tipo de fachada de su local o vivienda. Ya que además de ser prácticas, las marquesinas de vidrio o cristal aportan un toque estético moderno y minimalista al exterior del hogar o edificio.

Revisar todas las ventanas y puertas de la vivienda

Por unas ventanas en mal estado no sólo se escapa la energía, en forma de calor o frío. También la lluvia puede causar problemas en forma de filtraciones. Las filtraciones por puertas y ventanas pueden causar importantes problemas de humedad y daño de mobiliario, tarimas y pinturas. Por lo que es importante revisarlas a tiempo y sellarlas o cambiarlas cuanto antes en caso de ser necesario

Verifica el estado de los sumideros del edificio

Especialmente en invierno y otoño, el viento puede hacer que los sumideros se tapen con las hojas caídas de los árboles y todos los restos de basura que pueden acabar en este lugar. Esto hace que sea imprescindible comprobar su estado regularmente para proteger la vivienda de la lluvia y de las posibles inundaciones y filtraciones que pueden causar unos sumideros taponados e inservibles.

De la misma manera es importante comprobar que los canalones de los tejados. Ya que un atasco en ellos puede impedir que el agua pase, causando un rebalse e incluso el desprendimiento del canal y las tejas donde se encuentra éste. Otra forma de proteger la vivienda de la lluvia es pintar las tejas con pintura impermeable las tejas cada cierto tiempo y colocar casquillos en las entradas de las chimeneas.

Proteger los muebles de exterior para que no se pudran ni deterioren

La lluvia, el sol, y en definitiva cualquier inclemencia meteorológica puede dañar el mobiliario de exterior, causando el deterioro de éste y haciendo que tengamos que renovarlo constantemente.

Para evitarlo, lo ideal es proteger los muebles de exterior con plásticos o protectores especiales. No obstante, la alternativa más eficaz para alargar la vida útil del mobiliario de exterior es optar por cubrir terrazas, balcones o jardines con vidrio o con cualquier otro material que permita proteger nuestros bienes al 100%, sin sufrir el deterioro propio de los exteriores.

En concreto, los cerramientos de vidrio o techos de vidrio permiten al usuario disfrutar de todas las ventajas de tener espacio exterior en la vivienda o local, pero también de impedir las desventajas de estos espacios. De la misma manera, permiten a los usuarios dar mayor uso de las zonas exteriores, independientemente de la época del año en la que nos encontremos, ya que las protege del frío y el aire.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha