Cuando nos encontramos en pleno invierno somos más conscientes que nunca de lo mucho que cuesta mantener nuestro hogar en una temperatura agradable, ya no es sólo el alto coste de la calefacción, sino otros muchos problemas que a veces pasan desapercibidos y que hacen que el calor y el dinero se escapen sin darnos cuenta. Se ha comprobado que el mal estado de las ventanas o la incorrecta instalación de las mismas son los principales culpables de que esto ocurra.

Para acabar con este problema, una de las soluciones más eficaces es el doble acristalamiento, que reduce casi en un 25% la pérdida del calor.

El doble acristalamiento es aquel que está compuesto por dos o más hojas de cristal separadas por una cámara de aire deshidratado o gas, lo que ofrece un aislamiento térmico y acústico mucho más eficaz que un acristalamiento simple u otro sistema para ventanas.

No sólo las hojas de cristal que posea el doble acristalamiento influyen en el aislamiento que queremos obtener, también el espesor de la cámara de aire, que es además la solución definitiva para prevenir los ruidos.

Por lo general, cuanto mayor es el espesor del espacio entre ambos, se logrará un mayor aislamiento, y por lo tanto, mayor eficiencia energética y más ahorro.

Los beneficios del doble acristalamiento

-Ahorro. Una de las ventajas más atractivas de este tipo de cristales es el ahorro en el coste de energía. Gracias a la construcción hermética de estas ventanas se crea un aislamiento térmico que reduce el flujo de calor entrante y saliente. Como consecuencia utilizamos menos energía para calentar o enfriar una estancia, y por tanto, gastamos menos en la calefacción.

-Aislamiento acústico. Como ya hemos comentado antes, las ventanas con doble acristalamiento también consiguen mejorar el aislamiento acústico al crear una barrera más gruesa entre el interior y el exterior del hogar.

-Seguridad. Dado el grosor y la resistencia de las ventanas de doble acristalamiento, los cristales son más difíciles de romper y por tanto se vuelven más eficaces contra robos y vandalismo. Esto es gracias a que estos cristales están sellados de forma más apretada que otro tipo de ventanas.

-Reducción de la condensación y la humedad. La humedad en las superficies cálidas crea pequeñas gotitas que se congelan como el hielo y puedan crear una sensación térmica inferior en las habitaciones. Con el doble acristalamiento, el aire entre las dos capas de cristal evita que la condensación se acumule al bloquear la humedad en climas fríos.

-Reducción de daños por exceso de luz solar. El doble acristalamiento reduce la cantidad de sol y calor que entra en las habitaciones, esto también hace que el impacto de la luz sobre muebles, pintura, alfombras y otros objetos de decoración expuestas a la luz natural que corren el riesgo de decolorarse.

Especialistas en cristal vidrio aislante

Visite nuestra Tienda en Granada para recibir una atención personalizada. Un experto le atenderá para conocer de primera mano sus preferencias y presupuesto, y así ofrecerle la mejor solución del mercado.

Puede consultar también en esta sección nuestros trabajos para tomar ideas o ver si hay algo que se aproxima a su preferencia. No olvide que puede contactar con nosotros en el formulario que hay en el pie de página.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha