Elegir un tipo de ventana u otra no es una elección que debemos dejar al azar o unicamente a cuestiones estéticas. El tipo de ventanas, y por siguiente, el tipo de vidrio de estas ventanas, deberá elegirse teniendo en cuenta la orientación de la vivienda o local, ya que así aprovecharemos al máximo la energía solar.

El Sol no sólo es nuestra principal fuente de energía, sino que también es la más barata y de la que más debemos aprovecharnos si queremos ahorrar en la factura eléctrica.

En los hogares y locales, es normal que algunas ventanas estén situadas en diferentes orientaciones y que por tanto no todas reciban la misma cantidad de luz, ni las mismas horas al día. Por este motivo es adecuado que tengamos este hecho en cuenta a la hora de instalar un tipo de vidrio u otro, y sacarle así el máximo provecho a la energía solar.

En las habitaciones y estancias que estén orientadas hacia el Norte y el Este disfrutaremos de menos horas de sol, además de que durante las horas en las que dé el sol, éstas serán de menor intensidad. Para estas habitaciones lo ideal es apostar por ventanas con vidrios bajos emisivos aislantes y roturas de puente término en la carpintería. Esta elección estaría motivada por el deseo de querer mantener el poco calor que recibimos del sol, evitando que se escape por las ventanas.

En cambio, en las estancias que estén orientadas hacia el Sur y el Oeste disfrutaremos de más horas de energía solar y más intensas. En estos casos, el vidrio recomendado es el vidrio aislante con capa de control solar. Con estos vidrios y una estructura con rotura de puente térmico podremos impedir que las estancias se calienten en exceso los meses más calurosos y ahorraremos en aire acondicionado.

Con ambos consejos estaremos aprovechando al máximo los recursos naturales y consiguiendo un ambiente agradable sin derrochar en abusos de calefacción y refrigeración.

¿Qué ventajas tienen las ventanas de aluminio con rotura de puente térmico?

-Ofrecen una mayor seguridad en el caso de posibles ataques de ladrones.

-Posibilita una mayor gama de colores a nuestra elección.

-Mayor seguridad en caso de accidentes e incendios.

-Colaboración con el medio ambiente, dado que el aluminio es reciclable y no se emiten gases efecto invernadero en su producción.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, no podemos olvidar que las mayores pérdidas de energía de nuestros hogares y locales se producen a través de muros y ventanas, por lo que son éstos los principales obstáculos a los que deberán hacer frente nuestros clientes. Es interesante trabajar hacia una disposición de menos huecos en fachadas orientadas al norte y combinarlas con la instalación de elementos de protección solar en las orientadas al sur.

La orientación adecuada de una vivienda pueda significar una reducción de hasta el 66% en el consumo de calefacción y refrigeración.

Una opción de limitar los efectos de las recomendadas orientaciones al sur en verano son los toldos o vidrios de control solar para evitar el indeseado efecto de sobrecalentamiento.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha