Los espejos de pared no sólo son funcionales, sino que también aportan un toque muy especial y original a las estancias. Hay espejos de pared gigantes, otros diminutos, con marco, sin marco… Y todos ellos son aptos para decorar y dar amplitud y luminosidad.. ¿Sabes cómo hacerlo? ¡Te lo contamos a continuación!

¿Cómo decorar con espejos de pared?

Los espejos de pared nunca pasan de moda, pues son imprescindibles. Pero además de ser prácticos y atemporales, estos elementos pueden ayudarnos a dar mucha más amplitud a habitaciones de pequeñas dimensiones. O bien conseguir que los espacios grandes lo parezcan aún más.

Por otra parte, los espejos tienen la capacidad de reflejar la luz, por lo que si se colocan en los lugares adecuados, es posible aportar luminosidad y crear efectos muy diversos.

¿Qué función tienen los espejos de pared?

¿Qué misión le quieres dar al espejo? Si lo que quieres es multiplicar la luz y dar sensación de amplitud, los espejos de pared son ideales para colocarlos en salas pequeñas y poco iluminadas. Para fomentar esto, el espejo se puede colocar frente a la principal fuente de luz, ya sea una lámpara, una ventana o una puerta.

Los espejos de pared también nos permiten jugar con los trampantojos, creando puertas o ventanas allí donde no las hay. En este sentido, los espejos pueden colocarse frente a una subida de escaleras, o en un muro en el que quedaría genial una gran ventana.

Otra de las funciones de los espejos puede ser la de focalizar la atención en un punto concreto. Para fomentar su peso decorativo, deberemos pensar en el reflejo que mostrará el espejo. Lo ideal es colocarlos sobre un cuadro llamativo, el mueble estrella de la estancia, o una pared con estampados.

Las ventajas de romper con la simetría en decoración

A veces en decoración tratamos que todo quede perfectamente simétrico: Los muebles, los cuadros, los espejos de pared, las lámparas…Sin embargo, romper con esta simetría puede sorprendernos gratamente.

En el dormitorio, los espejos de pared suelen colocarse en el tocador, al lado del armario, y sobre el cabecero de la cama. En Devitro, aconsejamos colocar un gran espejo sobre el cabecero, cuando este sea muy llamativo y especial. Pero si dejamos de lado la simetría, y nos centramos en el equilibrio visual entre elementos, podemos colocar el espejo a uno de los lados de la cama, sobre la mesita de noche. De esta forma se da un toque más chic y rompedor al dormitorio.

Sorprende con la ubicación del espejo

Todos esperamos ver un espejo en la entrada de una vivienda, en una de las paredes del salón, en el dormitorio y sobre el lavabo del cuarto de baño. Pero, ¿cuál sería tu reacción al encontrar con espejos de pared sobre el fregadero de la cocina? Si lo que buscamos es darle al espejo una función meramente decorativa, podemos colocarlos en lugares inesperados como la cocina, el estudio o las escaleras.

En estos casos, lo ideal es que se elija un espejo a medida o una pieza especial que destaque en la decoración pero que también esté en armonía con el espacio.

Otra forma de sorprender con la ubicación del espejo es colocándolo sobre el suelo, en lugar de colgarlo en la pared. Para conseguir captar todas las miradas, se recomienda seguir esta tendencia con espejos de pared gigantes y llamativos. Además, es una forma ideal de actualizar la vivienda y darle un toque muy moderno y original.

¿Qué tipo de espejos de pared escoger para decorar?

Escoger entre un espejo u otro dependerá del estilo de la vivienda, de la función que vayamos a darle, y por supuesto, de nuestros gustos personales.

Los espejos redondos son tendencias

Colgados sobre una cuerda gruesa, los espejos de pared redondos llenan las revistas de decoración. Estos se adaptan a todas las estancias de la casa, pero especialmente a baños y dormitorios. Pero en cualquier caso, siempre dan un toque diferente muy llamativo y moderno.

También son ideales para conseguir un look náutico y marítimo muy acogedor, ya que se asemejan a las ventanas circulares de los barcos.

Decorar paredes con espejos diferentes

Llenar una pared con varios espejos de tamaños diferentes y originales puede resultar muy chic. Para ello, es importante elegir modelos que compartan alguna característica entre sí. Por ejemplo, que todos sean circulares, con marcos antiguos, o diminutos.

Si queremos utilizar un único espejo y darle a él todo el protagonismo, lo ideal es buscar un modelo que consiga acaparar todas las miradas. La idea es escoger un espejo que se adapte al estilo de la vivienda y añada carácter y personalidad.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha