La cocina es uno de los lugares de la casa que más calor y familiaridad transmiten, tanto si sólo se utilizan para cocinar, rodeados de nuestra familia o amigos, como y especialmente si además desayunamos, comemos y cenamos en ella. Por este motivo, las cocinas deberán ser diseñadas y elegidas pensando en todos los detalles.

Tanto si te dispones a comprar una cocina nueva, como si quieres reformar la antigua, a continuación te damos una guía para hacer este proceso más sencillo.

Piensa en el diseño

El diseño será lo primero que se deberá tener claro, incluso antes de empezar la obra o reforma. Para decantarnos por uno u otro deberemos tener en cuenta no sólo nuestros gustos, sino también nuestro estilo de vida y los miembros que componen nuestra familia, quienes cocinan a menudo, si queremos tener una cocina abierta, si solo queremos utilizarla para cocinar o si por el contrario también queremos añadir una mesa o barra para comer.

Deberemos medir el área de la estancia y disponer de un plano o croquis en el que señalar las medidas de cada pared, techo o suelo de la cocina, que luego será imprescindible para elegir los muebles adecuados y la disposición de los mismos.
Para inspirarte en el diseño de la cocina, o de cualquier otra estancia puedes recurrir a los cientos de blogs de decoración que puedes encontrar en Internet.
Una vez tengamos claro el diseño, podremos pasar a pedir presupuestos o dejarnos asesorar por empresas expertas, que nos indicarán algunos aspectos como dónde es preferible colocar el fregadero, la salida de humos o los copetes de vidrio.

Elección de los muebles

 El aspecto final de la cocina dependerá de los muebles que elijamos, y su calidad y precio de los materiales de los mismos. Los modelos más demandados en cuanto a los frentes y las puertas son los laminados, las maderas y los lacados. Pero además se tendrá que tener en cuenta otros detalles como el vidrio de las puertas de los armarios o el vidrio para recubrir los muebles y protegerlos. También tendremos que pensar en los accesorios como guías de caceroleros, cajones y otros herrajes.

Los muebles con puertas son menos costosos que los mismos con cajones o accesorios extraíbles, ya que son precisamente estos elementos los que encarecen las cocinas.

Encimeras, elemento esencial

Una de las zonas más importantes de cualquier cocina es la superficie donde se realizará el trabajo, es decir, las encimeras.

La cantidad de opciones y materiales es cada vez mayor, así como las funciones y ventajas de los materiales más utilizados, como la madera, el vidrio o el granito. Dependiendo del material, variarán otras características como la resistencia, la estética o el precio.

Descubre aquí algunos tips para conocer cómo elegir la encimera perfecta: https://www.vidriopanel.es/blog/tips-para-escoger-la-encimera-perfecta-para-tu-cocina/

Se recomienda que tanto la encimera, como el mobiliaro y los electrodomésticos estén en equilibrio en relación de calidad y estética para obtener los mejores resultados.

Elige los electrodomésticos adecuados

De nada sirve tener unos muebles de alta calidad o una buena encimera si no contamos con los electrodomésticos, fregaderos y grifo adecuados.

Respecto a la estética, los electrodomésticos de acero inoxidable y los integrables son los más demandados.

Además de la calidad y la estética de estos aparatos, conviene prestar especial atención a su consumo. Los electrodomésticos con etiqueta A++ o superior son la mejor decisión para que no se conviertan en un dolor de cabeza y un disgusto para el bolsillo.

La inducción, que consume menos por su rapidez, es cada vez más accesible, aunque algunos cocineros siguen apostando por las placas de gas.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha