Aunque a simple vista puedan parecer dos materiales prácticamente iguales, lo cierto es que en el fondo son muy diferentes, motivo por el que, por ejemplo, es importante no echar cristal a los contenedores de reciclaje de vidrio.

¿Conoces cuales son las diferencias entre el cristal y el vidrio? Te las contamos!

¿Qué es exactamente el vidrio?

El vidrio es un material que resulta de la fusión por calor de varios compuestos, esencialmente arena de silicio, dándose distintos métodos de fabricación como el moldeado, el soplado o el prensado, entre otros.

Se trata de un sólido inorgánico amorfo que surg de la fusión de materias como la sosa, la cal y la sílice, que pasan a un proceso de enfriamiento antes de que los átomos se organicen en una estructura cristalina.

Aunque el vidrio combina las propiedades del cristal sólido y del líquido amorfo, lo cierto es que en realidad es distinto de los dos, ya que ni cuenta con la rigidez mecánica de los sólidos, ni la organización molecular completamente al azar propia de los líquidos.

Por tanto, ¿qué es el cristal?

Al contrario que el vidrio, la estructura del cristal es ordenada. Los átomos e iones que lo forman se encuentran organizados de forma simétrica en celdas elementales que se repiten indefinidamente formando una estructura cristalina.

Como material, el cristal se encuentra como tal en la naturaleza y está compuesto de óxido de plomo, causante del brillo y sonido que caracteriza por ejemplo a las copas de cristal.

En definitiva, el cristal es un sólido en el que los átomos siguen una ordenación periódica y regular. Es decir, los miremos por donde los miremos, veremos siempre lo mismos. Mientras que el vidrio es amorfo, ya que los átomos y moléculas que lo forman están colocadas al azar.

Por lo que aunque externamente cueste diferenciarlos, son muy diferentes en cuanto a su composición interna.

En nuestro día a día solemos cometer el error de llamar cristal a lo que verdaderamente es vidrio, por ejemplo, decimos mesas de cristal, el cristal de las ventanas o paredes de cristal, cuando lo cierto es que en los tres casos el material utilizado es el vidrio. Para no liarnos, pensemos que el vidrio se utiliza en construcción y decoración, mientras que el cristal se utiliza para complementos decorativos más concretos como las copas.

¿Qué tipos de vidrio podemos encontrar?

Aunque la lista de tipos de vidrio es mucho más extensa, en esta entrada nos centramos en los más habituales de encontrar:

-Vidrio monolitico. El vidrio plano comercial, al que se llama vidrio “float”, es la base fundamental sobre la que se estructura la fabricación y manufactura del resto de vidrios: vidrios de Control Solar, Vidrio Doble aislante (Doble acristalamiento), vidrio Laminar, vidrio Templado y Termoendurecido, Vidrio Lacado, Vidrio Mateado (traslúcido), así como para obtener vidrio curvo etc.

El vidrio monolítico es aquel constituido por una única lámina de vidrio, definido monolitico para diferenciarlo del vidrio compuesto constituido por dos o más láminas, como sucede con el vidrio de seguridad “laminar” o con el vidrio aislante “doble acristalamiento”.

-Vidrio templado. El vidrio templado es un tipo de vidrio de seguridad, procesado ​​por tratamientos térmicos o químicos que aumentan su resistencia en comparación con el vidrio normal. Esto se logra poniendo las superficies exteriores en compresión y las superficies internas en tensión. Estas características lo hacen más grueso y caro de lo normal, siendo muy habitual verlo en mamparas o separadores de vidrio.

Se trata de un vidrio seguro ya que cuando se fractura se rompe en pequeños trozos de forma relativamente redondeada, en vez de puntiagudos como puede ocurrir con otro tipo de materiales.

-Vidrio laminado. Por su parte, el vidrio laminado es un acristalamiento de seguridad compuesto por dos o más vidrios unidos por medio de una o varias láminas de butiral de polivinilo (PVB). Esta lámina puede ser traslucida o transparente; puede ser de colores, incluir dibujos, etc. Si se produce algún impacto en el vidrio, estas láminas mantienen los dos vidrios unidos, por lo que aunque el vidrio se rompa los pedazos se quedan unidos a las láminas de PVB.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha