Elegir el pavimento del suelo es una de las decisiones más importantes al comprar un inmueble o reformarlo. Ya que en función del tipo de suelo que se escojamos obtendremos un estilo u otro, y una mayor o menor resistencia al desgaste diario. Para hacer una buena elección, primero es importante saber cuál es el tipo de baldosa más apropiada para cada caso o espacio de la vivienda o local. Ya que las condiciones del suelo no serán las mismas en una zona interior, que exterior, o en un baño que en un dormitorio.

Conoce el tipo de baldosa más apropiada para ti. Con esta guía te ayudamos a conocer las ventajas y desventajas de cada tipo de suelo.

Tipos de baldosas

Las baldosas se pueden clasificar en función de los siguientes aspectos:

-Por su acabado (esmaltadas o no)

-Por su ubicación (exteriores, in-teriores, pavimento o revestimiento)

-Proceso de fabricación (prensado o extrusión)

-Capacidad de absorción de agua

Baldosas de gres

Aunque antiguamente solo se veían baldosas de gres rústicas en exteriores, lo cierto es que hoy en día existen distintos tipos de gres, que se adaptan muy bien a los distintos usos de estos pavimentos, tanto en interiores, como en exteriores.

Las baldosas gres suelen formarse con el método de prensado en semi-seco y monococción. Y aunque tienen una superficie esmaltada, cuentan con distintos niveles de rugosidad.

  • El gres porcelánico es uno de los suelos más empleados actualmente, además, lo vemos también en azulejos de pared. Se trata de una opción resistente y con muy poca porosidad. De hecho, es un material casi impermeable y que además resiste muy bien a los cambios de temperatura.
  • Gres rústico. El gres rústico también tiene una porosidad baja, y por tanto también una alta impermeabilidad. A diferencia del gres porcelánico, no tiene esmalte ni ningún motivo decorativo. Este material puede usarse tanto en interiores, como en exteriores.

Baldosas de tierra cocida

Las baldosas de tierra cocida son por el contrario muy porosas. Así que es habitual que con el tiempo y el uso sufran eflorescencias después de colocarlas . Aunque estos problemas pueden evitarse con una capa de impermeabilización y un aditivo hidrófugo.

Si optas por este tipo de baldosa, deberás dejar juntas anchas de entre 7 y 10 mm.

Baldosas de vidrio

Las baldosas de vidrio están formadas por piezas fabricadas en vidrio prensado, que se utilizan para revestir muros en lugares que tienen a la humedad, como el baño, la cocina, piscinas y spa.

Este tipo de suelo de vidrio cuenta con las propiedades de este material, como su gran durabilidad y estanqueidad.

Además de estas baldosas de vidrio, encontramos suelos de vidrio o vidrio pisable. Esta otra opción permite a los usuarios contar con una superficie totalmente transparente, que aporta un toque moderno, luz, amplitud y elegancia.

Baldosas de mármol

El mármol es otro de esos tipos de suelos que no pasa de moda. Es un material versátil y neutro, pero que tiene algunas desventajas que deben conocerse antes de su instalación.

Entre otras cosas es bastante poroso, por lo que resulta sensible a las manchas y arañazos.

Baldosas de pizarra

La pizarra es otra piedra natural homogénea, habitualmente de color oscuro, porosa y resistente.

En interior se utilizan baldosas de pizarra cortadas a medida, y perfectamente calibradas, que pueden ir pulidas o no. Mientras que en exterior se utilizan más piezas o losas irregulares de pizarra menos tratada.

Suelos de vidrio en Granada

Si te gustaría instalar suelo pisable en tu local o vivienda en Granada, Málaga o Almería no dudes en contactar con nosotros. En Devitro Europa somos especialistas en fabricar soluciones de vidrio a medida.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


    Su nombre*

    Su e-mail*

    Asunto

    Su mensaje

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Introduce estos códigos: captcha

    Call Now Button