El vidrio templado es uno del os materiales más utilizados en la construcción e instalación de ventanas al tratarse de un cristal de seguridad que aporta una gran resistencia. Además, la desintegración de este tipo de material se hace en pequeños fragmentos de aristas redondeadas, por lo que lo hace más seguro ante roturas y lo convierte en el vidrio más indicado para ventanas y puertas.

En la instalación de ventanas de vidrio participan diversos elementos que variarán en concordancia de las necesidades de cada proyecto y cliente. Por otra parte, la colocación del vidrio dependerá de factores como la orientación de los muros, la estructura de sostén de la ventana o los materiales utilizados.

Aspectos a tener en cuenta antes de la instalación

Antes de colocar los paneles de vidrio que harán de ventanas o puertas, debemos vigilar que este material no esté en contacto con otro vidrio, metal u hormigón, ya que podría sufrir roturas y rayaduras.

Por otro lado, el material de los bastidores que enmarcan el vidrio también puede sufrir deformaciones que pueden dañar o romper el vidrio, también se deberá vigilar que éstos no sufran deformaciones por corrosión u oxidación. Para la instalación de este material en ventanas se aconsejan estructuras de vidrio.

En el momento de colocar el vidrio la precisión y el cuidado son claves, por lo que es aconsejable que la instalación esté hecha por un profesional que vigile que las medidas y el espesor son adecuados. El vidrio deberá quedar fijo en el marco, teniendo en todo momento en cuenta las alteraciones que pueden sufrir las ventanas y puertas por posibles vibraciones como el efecto del viento, el peso de la estructura o su orientación respecto a la luz solar.

¿Sabes que existen materiales incompatibles en el proceso de acristalamiento?

Cuando el trabajo incluye carpintería es importante vigilar que algunos materiales no entren en contacto, como es el caso de las masillas selladoras con aceites de cualquier tipo o disolventes; las masillas de aceite de linaza con hormigón no tratado o con butiral polivinyl; el polietileno con cualquier disolvente; las masillas resinosas con alcohol y la pintura de aceite con hormigón no tratado.

En el caso de trabajar con metal deberemos evitar que se produzca la corrosión, por lo que es importante que el aluminio no entre en contacto con plomo o cobre; que el plomo no esté en contacto con acero inoxidable o cobre; que el cobre no entre en contacto con aluminio ni acero inoxidable ni el zinc con cobre, plomo o acero inoxidable.

La humedad es otro aspecto a tener en cuenta en la instalación de puertas y ventanas de vidrio, en este caso debemos vigilar que ésta sea mínima. Podemos ayudarnos de masillas y selladores para impedir la entrada del agua.

Confía en los profesionales

Contratar a profesionales expertos en vidrio y colocación de este material evitará que se den problemas durante la instalación y a lo largo de la vida útil de estos elementos, que además durarán más y en mejores condiciones si los trata una empresa con experiencia como Devitro Europa.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha