Aunque a menudo se asocien las vidrieras a la Edad Media y a los rosetones de grandes iglesias y catedrales, lo cierto es que este tipo de composición en vidrio de colores sigue aplicándose actualmente en viviendas y edificios de todo el mundo. Y es que las vidrieras convierten los rayos del sol en un auténtico espectáculo de magia al traspasar los distintos colores y formas de vidrio que las componen. Y si en esta entrada anterior de nuestro blog os hablamos de las cinco vidrieras más impresionantes de España, en esta ocasión os presentamos algunos de los vitrales góticos más bonitos del mundo.

Vitrales góticos de Sainte Chapelle, en París

Sin duda, uno de los vitrales góticos más espectaculares del mundo pueden verse en esta capilla

real de estilo gótico, construida en el año 1248.

La Santa Capilla (Sainte Chapelle en francés), se encuentra ubicada en la Isla de la Cité, es decir, en pleno corazón de la capital de Francia.

Este templo es una de las obras más reconocidas del periodo radiante de la arquitectura gótica. Y fue construido en un tiempo récord de siete años para albergar las reliquias de la Pasión de Cristo que adquirió el rey San Luis de Francia.

Esta capilla carece prácticamente de paredes, por lo que en su lugar se encuentran gigantes vitrales góticos que filtran la luz a través de sus cristales policromados. Por lo que también se conoce como ‘El caleidoscopio”.

Los quince vitrales góticos de Sainte Chapelle contienen hasta 1.113 escenas. En ellas se pueden ver muchas referencias a la realeza, soberanos del Antiguo Testamento y al propio rey Luis IX.

Las vidrieras góticas son como la culminación de una tradición teológica sobre la mística de la luz. La cual podría tener su origen en la declaración de Cristo en la Biblia “Yo soy la luz del mundo”. Las vidrieras permiten a los fieles en cierta medida transportarse desde el mundo terrenal, hasta la dimensión espiritual.

Catedral de Chartres, también en Francia

Otro gran ejemplo de la arquitectura gótica, que contiene algunos de los vitrales góticos más bonitos del mundo, es la Catedral de Chartres. Esta edificación religiosa se encuentra en Chartres, a menos de una hora de París.

En ella pueden verse 173 vitrales. De los cuales, 143 son originales de la época medieval y se mantienen intactos. En estas vidrieras góticas se representan escenas del Antiguo y Nuevo Testamento. Y se han convertido en una de las colecciones más importantes de Europa. Especialmente porque se trata de la colección de vidrio medieval que mejor ha sobrevivido a guerras, intolerancias religiosas e incendios.

York Minster, la Catedral de York

York Minster es la catedral y el edificio más grande esta pequeña ciudad que se encuentra al norte de Inglaterra. Se trata también de la segunda catedral gótica más grande del norte de Europa después de la de Colonia.

Conocida como Catedral e Iglesia Metropolitana de San Pedro en York, contiene algunas de las vidrieras más bonitas de todo el mundo. Algunas de ellas se remontan al siglo XII y una de ellas alcanza los veinte y tres metros de altura. Por eso, lo primero que más llama la atención al entrar en esta catedral es la gran cantidad de luz que entra por sus 128 ventanales.

La nave, que destaca también por su gran altura, cuenta con arcos góticos que la convierten en la más grande de Inglaterra y una de las más anchas de Europa.

Su rosetón, ubicado en el crucero sur, fue construido hacia el año1500 y conmemora el fin de la Guerra de las Dos Rosas. Su mayor parte sobrevivió al incendio de 1984.

Mientras que la Gran Vidriera Oriental, situada al este, es la mayor superficie de vidrieras medievales en un solo ventanal. Ocupa la superficie de una pista de tenis y en ella se representa el principio y fin del mundo.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha