Muchos clientes nos preguntan ‘cómo proteger mi casa de los rayos solares’. Y es que cuando la construcción se encuentra en una zona de clima cálido o con veranos muy calurosos, saber cómo proteger la vivienda de los rayos solares es fundamental para ahorrar energía en aire acondicionado y sobre todo, para ganar en confort. Por suerte existen muchas formas para la protección de rayos solares, algunas de ellas relacionadas con la orientación de la casa, y otras con considerar los distintos vidrios que existen para ventana y otros elementos de protección como los toldos o persianas.

A continuación te hablamos de cómo proteger la casa del sol y cómo conseguir el mejor aislamiento térmico para disfrutar aún más del tiempo que pasas en tu hogar.

Considerar la orientación de mi hogar

La orientación de la vivienda tendrá mucho que ver en la forma de proteger mi casa de los rayos solares. El diseño de los edificios debe optimizar la orientación de las plantas para permitir el acceso a la luz natural, pero teniendo cuidado de que la casa no se convierta en un horno insufrible.

Si buscamos la protección de los rayos solares hay que optar por sistemas que nos protejan de las radiaciones directas en función de la orientación de la casa.

Orientación Norte

La orientación norte es la más ‘fría’. En ella el sol no calienta el cerramiento exterior ni provoca efecto invernadero en el vidrio de las ventanas. Esto hace que cuando la orientación dé al norte, no se requiera ninguna medida de protección extra para proteger mi casa de los rayos solares. Aunque si el clima es frío, sí que se tendrá que optar por ventanas con buen aislamiento térmico.

Orientación Sur

Al contrario que la norte, la orientación sur es la más soleada. Esta orientación tiene la ventaja de que al usar toldos con suficiente saliente sobre las ventanas se consigue una gran cantidad de sombra. Así que se trata de una medida bastante necesaria para restar unos grados a los interiores. Apuesta también por vidrio de control solar, para evitar el sol en esas habitaciones en las que los rayos solaren incidan de de forma directa.

Orientación Este

Con una orientación este el sol dará a las estancias por las mañanas, cuando los rayos solares son más débiles. Pero también es interesante y útil optar por añadir elementos de protección, como cortinas que absorban las radiaciones solares y toldos que resten la entrada del son en el hogar.

Orientación Oeste

En verano, la orientación oeste será la ‘peor’ si vivimos en un clima cálido. Para evitar que el sol suba la temperatura de nuestras estancias interiores se deberán usar las medidas de protección que os sugerimos a continuación.

Elementos de protección

Una vez que sabemos las peculiaridades de la orientación de la casa, es el momento de conocer los siguientes tips a tener en cuenta para mantener mi hogar fresco. Estos elementos de protección se convertirán en nuestros principales aliados para conseguir que nuestra casa sea lo más confortable posible.

Toldos y persianas

Un toldo adecuado te permitirá proteger el interior de tu casa del sol durante las horas que mayor incidencia tengan los rayos solares. De hecho, un toldo de calidad puede reducir el calentamiento hasta 10 grados y evitar el efecto lupa. Ya que al igual que pasa con las persianas, los toldos paran la radiación antes de que choque con el cristal.

La tela de poliéster es la opción más económica, pero es más frágil y su vida útil suele ser menor. En cambio los textiles microperforados o acrílicos ofrecen una mejor protección frente a los rayos solares.

Si las ventanas tienen una exposición directa del sol, se aconsejan toldos de punto recto, que caen en vertical. Mientras que los toldos extensibles son más adecuados para terrazas o ventanas que solo están expuestas durante algunas horas.

Si la orientación es oeste puede ser interesante contar con toldos que también protejan los laterales, ya que el sol está más bajo y los rayos inciden de forma más directa.

Ventanas de doble acristalamiento para proteger mi casa de los rayos solares

Las ventanas de doble acristalamiento te permitirán proteger el interior de tu vivienda de la temperatura exterior, tanto en invierno, como en verano.

Un buen vidrio en las ventanas y cerramientos puede reducir la temperatura ambiental interior entre cinco y siete grados. Como especialistas en vidrio, recomendamos instalar ventanas de doble acristalamiento y vidrios bajo-emisivos para proteger la casa del sol. El material que mejor funciona en los marcos en este sentido es el PVC.

Conclusión

Estos sistemas pasivos para proteger mi casa de los rayos solares nos permiten ahorrar en sistemas activos como el aire acondicionado, y recurrir a ellos solo cuando no logremos llegar a unas condiciones mínimas de confort.

En Devitro Europa somos especialistas en soluciones de vidrio para el hogar y locales laborales. Si quieres instalar un techo de vidrio, o cualquier otro de nuestros productos estrella, no dudes en contactar con nosotros. Trabajamos con los mejores materiales para que tu vivienda sea confortable y a la vez destaque por su estilo único.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


    Su nombre*

    Su e-mail*

    Asunto

    Su mensaje

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Introduce estos códigos: captcha

    Call Now Button