Del grosor de una mampara de vidrio para una ducha o bañera dependerán distintos factores como la seguridad que ofrezca a los usuario el material elegido, o el diseño de su perfilería. Pero, ¿cómo saber cuál es el grosor de la mampara de baño que necesitamos? ¡A continuación os damos algunas claves!

Mamparas de vidrio de 4 mm

Entre los distintos tipos de mamparas de baño, elegir la mampara de vidrio adecuada es esencial para adaptarnos completamente a las necesidades de los usuarios y las peculiaridades de cada cuarto de baño. Por eso, en Devitro Europa asesoramos a nuestros clientes antes de elegir una mampara de baño de vidrio.

Por ejemplo, si el diseño de mampara que se tiene en mente está poco enmarcado en los bordes con aluminio o acero, la mampara tendrá que tener un grosor mayor para que la seguridad de los usuarios sea total. Ya que es importante saber que los perfiles aportan siempre estabilidad y firmeza. Por lo que cuando sí los lleva la mampara, ésta podrá estar construida con paneles de vidrio más finos.

Por tanto, las mamparas de vidrio de 4 mm (un grosor mínimo) están recomendadas para conjuntos en los que la perfilería de aluminio se encuentra en todos los bordes. Es un grosor que aportará comodidad al usuario en las mamparas de puertas correderas. Ya que al ser tan fino, el vidrio pesará menos y la mampara será más cómoda de abrir y cerrar. No obstante, este grosor menor también hará que el conjunto sea menos sólido que en el caso de otras mamparas en las que se apueste por más grosor del vidrio.

¿Cuándo elegir mamparas de baño de 6 mm?

Las mamparas de vidrio que ya tienen 6 mm de grosor, o más, ofrecen un mayor número de posibilidades en cuanto al diseño del tipo de mampara de baño. Aunque lo más habitual es que sea el grosor que también se encuentra en multitud de mamparas correderas, abatibles o plegables.

Las mamparas fijas de vidrio son las más demandadas por los clientes que buscan un diseño más minimalista y moderno. En este caso, lo normal es que el grosor de la mampara de baño tenga que superar los 6mm. Ya que aunque visualmente sea la opción más ligera visulamente, en realidad es la que necesita un grosor superior. Si se opta por uno de 6mm, la estructura deberá tener una buena estabilidad, firmeza y seguridad en todo el conjunto.

Mamparas de cristal de 8 mm

Un panel de vidrio de 8 mm ya tiene el grosor suficiente para no requerir de perlifería. Dado que por sí solos ya son los suficientemente sólidos. Son pues, el tipo de panel que se elige en mamparas de vidrio fijas en duchas o en bañeras ancladas a la pared con cercos o bisagras.

Si se elige este grosor para mamparas de puertas correderas, los rodamientos deberán ser de gran calidad y tamaño para garantizar la comodidad del usuario.

Mamparas de vidrio de hasta 10 mm

Para los clientes que buscan una mampara de calidad, que dure toda la vida, sea fácil de mantener, segura y con un diseño completamente moderno, las mamparas de vidrio de 10 mm serán todo lo que necesitan.

Con este grosor, las mamparas son robustas y sólidas. Por lo que se recomiendan en los diseños en los que la mampara esté colocada de manera fija. Éstas aportan luz y amplitud a los baños, y además son la alternativa más minimalista.

¿Por qué poner una mampara de vidrio?

Las mamparas de vidrio son, frente a las mamparas de acrilico, la opción más duradera y de mejor calidad. Este material sobresale del resto por aguantar mejor el paso del tiempo y ofrecer una transparencia y elegancia mayor. Además, en Devitro Europa nos adaptamos totalmente a las necesidades y gustos de los clientes, pudiendo crear mamparas a medida y completamente personalizadas.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha