¿Se te ocurre una mejor manera de dar amplitud a una estancia que no colocando muros? El frío, el calor, y otras inclemencias del tiempo como la lluvia obligan a las viviendas a estar cerradas y revestidas. No obstante, por suerte contamos con materiales como el vidrio. Que aunque es un aislante térmico ideal, al ser transparente, tiene la gran ventaja de dar una sensación de amplitud sin precedentes.

El vidrio permite que las habitaciones de la casa parezcan más grandes y luminosas. Y todo al conseguir eliminar las barreras visuales.

Puertas de vidrio

Cuando queremos disfrutar de una zona abierta a otra estancia, pero sin compartir los mismos colores, sonidos o temperatura, las puertas de vidrio son la mejor solución.

Estas permiten a los usuarios controlar visualmente que ocurre en otras habitaciones colindantes.

Además, si usamos vidrio tradicional, conseguiremos ganar amplitud. Ya que no existe ningún otro material que evite la sensación de claustrofobia y de tanta luminosidad.

Si por el contrario queremos ganar en privacidad, podemos optar por vidrios mateados o traslúcidos.

Las puertas de vidrio correderas o plegables, nos permiten aprovechar mejor el espacio. Ya que estas no necesitan espacio extra delante y detrás de la puerta para poder abrirlas y cerrarlas.

Muros de vidrio

Si no queremos colocar puertas, pero sí queremos separar estancias manteniendo la sensación de amplitud, lo más adecuado será colocar muros o paredes de vidrio en el hogar.

Al igual que las puertas de vidrio, los muros de vidrio impiden que los olores, el ruido o la temperatura traspase de una estancia a otra. En cambio, favorecemos el paso de la luz en todas las habitaciones de la vivienda donde coloquemos vidrio en las paredes.

Al colocar muros de vidrio obtenemos viviendas que parecen más grandes y más luminosas. Además, podemos separar estancias y decorarlas con diferentes estilos, o mantener mejor la temperatura de la habitación donde nos encontremos.

Cocinas abiertas y amplias

Las cocinas americanas son muy atractivas y estilosas. El mayor encanto de las cocinas abiertas es que consiguen que dos espacios tan importantes en la vivienda como la cocina y el salón se unan. Así, quien esté cocinando no se aísla de los demás y tanto la cocina como el salón parecen más grandes y luminosos.

No obstante, al abrir la cocina al resto de la vivienda facilitamos que olores y ruidos se trasladen al resto de las estancias. Por otra parte, al derribar las limitaciones cuesta más mantener una buena temperatura en ambos ambientes. Estos inconvenientes se solucionan colocando paredes de vidrio en la cocina.

Además, si somos un poco desastre en la cocina, colocar vidrio lacado o traslúcido nos permite aprovechar la luz y dar amplitud pero sin mostrar lo que no queremos mostrar a las visitas.

Barandillas y escaleras de vidrio

En las subidas y bajadas de escaleras también encontramos el lugar idílico para colocar vidrio y dar sensación de amplitud en la vivienda.

Si en lugar de muros, colocamos vidrio en las escaleras y en la barandilla, estaremos consiguiendo ganar algunos metros visuales. Además, si queremos que nuestra vivienda parezca más moderna, las escaleras y barandillas de vidrio son perfectas para conseguirlo.

Más luz, más amplitud, más estilo… ¿Qué más se puede pedir?

Balcones para dar amplitud

Abrir una vivienda al exterior, disfrutando del paisaje en todos los sentidos, y de la amplitud que ofrece el paisaje, es posible gracias a los balcones de cristal y las barandillas de vidrio.

Además de ganar muchos metros visualmente, los cerramientos de vidrio y barandillas nos permiten disfrutar sin barreras de las vistas.

Vidrio en muebles

Cuando se coloca el vidrio en los muebles o como revestimiento para encimeras, mesas y otras superficies de muebles, la luz se refleja y las habitaciones se vuelven más luminosas.

Y para baños más amplios… Nada como las mamparas de vidrio.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha