Una de las muchas ventajas de nuestras puertas de cristal, paredes de vidrio, escaparates, o cualquier otro elemento que se fabrique en este material, es que permite pegar en ellos vinilos sin causar destrozos. Con lo que es posible diseñar y cambiar los escaparates cada cierto tiempo, adaptándolo a las necesidades de cada usuario sin dañar con ello la superficie de vidrio. De esta manera los negocios pueden beneficiarse de todas las ventajas de colocar vinilo en cristal para anunciar la temporada de rebajas, las ofertas especiales del negocio o incluso para dar un toque de color y diferenciación al local. ¿Estás interesado en colocar un diseño de vinilo en un cristal pero no sabes cómo hacerlo? Sigue estos pasos y pega tu vinilo sobre el vidrio como todo un profesional.

¿Qué necesito para colocar un vinilo en un cristal?

Pegar un vinilo en una superficie de vidrio es un proceso más sencillo de lo que puedas imaginar. No obstante, para perfeccionar la técnica es importante tener paciencia. Y como en todo, cuanta más práctica, mejor.

Existen distintos métodos para pegar vinilos, dependiendo del tipo de vinilo que se elija y del material sobre el que se quiera colocar. En este caso os contamos cómo colocar el vinilo en cristal mezclando agua y jabón.

Para ello, necesitas:

-Un pulverizador que contenga agua y unas gotas de jabón

-Espátula, tarjeta plástica o cualquier herramienta similar

superficie sobre el que se quiera colocar.

-Un trapo limpio

-Alcohol etílico de farmacia

-Cinta de carrocero

Limpiar la pared de vidrio y prepararla antes de pegar un vinilo

Antes de colocar cualquier diseño de vinilo, es importante que la zona en la que vaya a colocarse esté completamente limpia. Ya que de otra forma el vinilo podrá no quedar correctamente pegado, crear burbujas o despegarse con mayor facilidad.

Para limpiar el cristal lo ideal es utilizar un trapo limpio con alcohol etílico. Ya que utilizar limpiacristales, amoniaco o vinagre para eliminar la suciedad puede provocar una reacción indeseada con el adhesivo de vinilo e impedir que se pegue al panel de vidrio.

Una vez que comprobemos que la pared está reluciente, es el momento de medir la zona y marcar con cinta de carrocero allí donde se quiera colocar el vinilo. Así te asegurarás de que éste no quede torcido.

Pasos para pegar el vinilo sobre el cristal

Lo primero que deberás hacer para que el vinilo se adquiera al cristal es pulverizar la superficie con la mezcla de agua y jabón. Una vez el cristal esté ligeramente mojado, coloca sobre ella el vinilo a contra cara, con el papel siliconado hacia fuera. Después despega la punta superior del papel siliconado y lentamente tira de la tira en sentido diagonal para quitarlo por completo.

De esta forma el pegamento queda hacia fuera, así que es importante tener cuidado para que el vinilo no se doble y se pegue consigo mismo. Pulveriza la parte adhesiva del vinilo con suficiente agua para que se pueda manipular bien.

Una vez que el lado adhesivo esté pulverizado, ha llegado el momento de darle la vuelta al vinilo con cuidado cogiéndolo de las esquinas superiores. Si el vinilo es muy grande, lo mejor es que alguien te ayude en este paso.

Ahora que el vinilo está colocado con la parte adhesiva en el cristal, podrás colocar en el sitio que habías marcado con la cinta. Ajústalo deslizándolo suavemente hasta tenerlo pegado donde quieras.

Ayudándote de la espátula, retira el agua desde dentro hacia fuera a la vez que presionas. Si el vinilo tiene una impresión ten cuidado de no rayarla con la espátula. Cuando termines seca bien toda la zona. ¡Y listo!



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha