El diseño de una estancia depende de numerosos factores como el tamaño, el tipo de materiales utilizados, el uso que vaya a darse a la misma y los gustos de cada persona. En este sentido, en los últimos años el vidrio es uno de los materiales más utilizados en la construcción y decoración de interiores y exteriores. Principalmente por su peculiaridad de dejar pasar la luz y hacer los espacios más amplios y modernos. Pero, ¿cómo combinar el cristal con otros materiales? ¡Os damos las claves!

Sacar partido a la luz con el cristal

La cantidad de luz que recibe una estancia, y el lugar del que proviene, también es otro elemento que debe tenerse en cuenta en el diseño de un espacio. No es lo mismo intentar diseñar una cocina oscura, que hacerlo con una amplia y sin problemas de luz.

Aunque no siempre es posible instalar una ventana hacia el exterior, sí que es posible aprovechar la luz de las estancias colindantes colocando una pared de cristal, una puerta de vidrio, o distintos muebles y decoraciones en este mismo material. Ya que el cristal es un muy buen transmisor de luz. Por lo que dependiendo del uso que hagamos de él podremos aportar nuevos y diferentes matices a la decoración.

El hecho de fabricar vidrios con capacidades especiales ante la luz, ha propiciado que su uso aumente. Incluso a veces se utiliza el vidrio para sustituir la madera o el cemento. No obstante, a veces la solución más eficaz no es sustituir algunos materiales, sino saber cómo combinar el cristal con otros materiales como la madera o el metal. Sólo así es posible sacar el máximo partido a cada uno de ellos sin renunciar a las ventajas de los demás.

Combinar materiales en decoración

Las distintas texturas, niveles de transparencia y colores del vidrio hacen de éste un material muy versátil para combinarlo con otros material. La madera, el acero, el hormigón… Todos ellos son imprescindibles para lograr un aspecto moderno o de estilo industrial. Aunque saber cómo combinar el vidrio con estos materiales será clave para lograr un buen resultado final.

Cómo combinar madera y cristal

La madera se caracteriza por ser uno de los materiales más cálidos y antiguos que existen. Esta calidez se ve muy bien compensada si utilizamos el vidrio, ya que es mucho más frío. Además, aporta ese estilo moderno que combina con lo tradicional de la madera.

Es común ver estas combinaciones en muebles como las mesas de vidrio, las puertas o las ventanas.

Cristal y hormigón

Una de las combinaciones más habituales en el estilo industrial es la del cristal con hormigón. Este conjunto de materiales recuerda a las fábricas antiguas y otros entornos laborales donde el uso de ambos era muy común.

Cuando la robustez del hormigón se funde con la aparente fragilidad del vidrio, el aspecto final se vuelve mucho más liviano y elegante. Así, es común ver estos dos materiales en distintos elementos de cocinas y cuartos de baño.

Combinar materiales fríos

A veces los mejores resultados en decoración se consiguen combinando materiales cálidos y fríos. Sin embargo, en el caso del vidrio, utilizarlo junto a otros materiales igualmente fríos, da unos resultados visualmente muy atractivos y elegantes.

Combinar cristal con metal

El metal y el vidrio han combinado bien desde que el uso de ambos materiales se extendió. Se trata de una combinación elegante y sencilla; que dependiendo del acabado y textura del vidrio puede darse un aspecto más o menos moderno. Es común combinar el cristal con marcos en metal, pudiendo jugar con el color y acabado de ambos materiales.

Combinaciones con mármol y cristal

El mármol, a pesar de ser un material muy frío, también refleja bien la luz. Por lo que junto al cristal, se convierte en una combinación ideal para dar amplitud, luminosidad y estilo a cualquier tipo de estancia del hogar o lugar de trabajo.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha