Las barandas para las escaleras, y las vallas de terrazas y balcones no sólo deben combinar con el resto de elementos decorativos de la vivienda. En el caso de que haya niños en la casa, también es importante instalar las barandillas más seguras para ellos.

¿Cómo son las barandillas más seguras para los niños?

Según un estudio de la Asociación Europea de Consumidores para la Normalización (ANEC) del que informa la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), muchas de las vallas y barandas de piscinas, escaleras, terrazas y balcones son ineficientes para impedir que los más pequeños las escalen o se caigan.

Las barandillas más seguras superan los 120 centímetros

Para que unas barandillas sean seguras, la CECU destaca que deben tener una altura superior a los 120 centímetros. Ya que aquellas de barras verticales con una altura de entre 110 y 120 centímetros (cm) pueden ser escaladas por niños menores de seis años en menos de 30 segundos. En cambio, según esta prueba, las que superaban el metro veinte, con cierto ángulo de inclinación, no pudieron ser alcanzadas por el 90% de los niños.

Además, hay que evitar la proximidad a la barandilla de objetos que puedan servir para que los niños se suban en ellos, tales como mesas, sillas, jardineras, maceteros o cualquier otro elemento decorativo.

¿Cuál es la distancia mínima entre barrotes para que una barandilla sea segura?

De la misma manera, esta organización hace hincapié en que, especialmente en verano, se tomen las medidas pertinentes para disfrutar de forma segura de las las piscinas, terrazas y balcones. Para ello, se aconseja que además de la altura, para que las barandillas sean más seguras, si están formadas por barrotes, éstos no deben tener una separación mayor de 10 o 12 cm. Así se evitará que los niños introduzcan el cuerpo entre ellos o se asfixien.

Por otro lado, no hay que olvidar que las mallas de protección y las mosquiteras no sirven para impedir posibles caídas de los más pequeños.

¿Cómo conseguir que las escaleras sean más seguras para los niños?

Cuando se tienen pequeñas criaturas dando sus primeros pasos por una casa con escaleras, lo primero que hay que hacer para conseguir que las escaleras y las barandillas sean más seguras para los niños es instalar barreras de seguridad en la entrada de las escaleras.

Barreras de seguridad para los más pequeños

Algunas de las barreras de seguridad para las escaleras se atornillan al marco de la puerta, o a los lados del pasillo. Mientras que otras pueden sujetarse con abrazaderas.

Otras diferencias que encontramos en las barreras para lograr escaleras y barandillas más seguras es la apertura de éstas. Por un lado encontramos barreras que se abren como si fuesen una puerta normal, y otras fabricadas con vidrio de políamida que se enrollan y ahorran espacio.

Otros consejos para hacer más seguras las escaleras

Toda seguridad es poca a la hora de tratar que unas escaleras se vuelvan más seguras para los niños de la casa.

Por ejemplo, las escaleras con alfombras son más seguras que las superficies duras si un niño se cae por ellas. Sin embargo, hay que asegurarse de que la alfombra esté bien sujeta y en buen estado.

Por otra parte, hay que evitar que haya objetos tirados que puedan provocar caídas de los distintos miembros de la familia.

Y por último, no se puede pasar por alto lo importante que es vigilar en todo momento a los peques, acompañarlos en sus subidas y bajadas y, por supuesto, no dejar ningún hueco de la escalera sin barandilla.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce estos códigos: captcha