Como en casa en ningún sitio. Hasta que llega el verano y nos encontramos con que nuestra vivienda no está preparada para soportar las altas temperaturas de manera confortable para sus habitantes. Por suerte, existen muchas soluciones y trucos para mantener mi hogar fresco en verano, y aquí os traemos seis de ellos con los que tu vivienda será tu lugar favorito también durante la época estival.

Vidrio con protección solar

Si ya no sabes que más hacer para mantener mi hogar fresco en verano, debes saber que la mejor manera es instalar un vidrio que ofrezca protección solar.

Se trata de un tipo de vidrio doble termicamente reforzado, al que se incorpora una fina capa transparente en una de sus láminas. De esta forma, no resta luz, pero sí reduce la cantidad de calor solar que absorbe el vidrio, y la cantidad de calor solar que pasa del exterior al interior a través del vidrio. Esto hace que el vidrio con protección solar sea diferente a los vidrios tintados o teñidos, que son útiles para controlar la transmisión del calor en verano, pero que a la vez tienen el inconveniente de reducir luz y visibilidad. Además, son vidrios que se calientan mucho por la gran absorción de calor que tienen.

Así que el vidrio con protección solar ayuda a e evitar efecto invernadero en casa.

Aísla correctamente las ventanas

Una vivienda correctamente aislada te supondrá un ahorro importante durante todo el año. En verano, un buen aislamiento de ventanas, paredes y techo te permitirá reducir hasta un 30% en la factura de la luz.

Para obtener el mejor aislamiento en tus ventanas, instala doble acristalamiento o doble ventana.

Persianas abajo

Bajar las persianas y echar las cortinas durante las horas más calurosas ayuda a mantener mi hogar fresco en verano.

Si no es suficiente, podrías valorar la opción de instalar un toldo exterior en la ventana. También existen diversas maneras de proteger tu hogar o terraza del sol

Ventilación del hogar

Ventilar las horas con menor exposición solar te ayudá a bajar la temperatura del hogar. Además, ventilar todos los días también es útil para evitar malos olores que puede propiciar el calor dentro de casa. Ventilar a primera hora de la mañana y por la noche, te permitirá retrasar el momento de encender el aire acondicionado o el ventilador.

Plantas, unas buenas aliadas

Otra forma de mantener tu hogar fresco en verano es colocar plantas en las ventanas. Estas absorben los rayos del sol y te ayudan a reducir la temperatura casi sin que te des cuenta. Si tienes terraza o jardín te será aún más fácil decorar con plantas y notar más fresquita tu casa.

Evita emisiones de calor

Apagar los aparatos eléctricos que no estés utilizando te ayudará a controlar la temperatura del hogar. La televisión o el ordenador pueden convertirse en auténticas estufas.

Apagarlos cuando no se usan también ayuda a evitar el consumo Stand by de estos aparatos.

Conclusión

¿Qué te han parecido estos consejos? Cuéntanos cuál es tu truco para mantener tu hogar más fresco sin gastar mucho en electricidad.

Si quieres cambiar las ventanas de tu casa, o mejorar el aislamiento, recuerda que ante todo, lo mejor es ser asesorado por expertos para optimizar la instalación que deseas llevar a cabo.

En Devitro Europa encontrarás grandes profesionales con la experiencia que necesitas para proteger tu vivienda del calor, evitar efecto invernadero y lograr un espacio interior más confortable y fresco en verano.

Si necesitas asesoramiento, con el cambio de ventanas, cerramiento de vidrio o mejora del aislamiento, no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


    Su nombre*

    Su e-mail*

    Asunto

    Su mensaje

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Introduce estos códigos: captcha

    Call Now Button