Un baño que ha sido decorado con dedicación y un gusto exquisito, pierde todo su encanto si los elementos que lo componen no están impecables. A todos nos gusta tener un baño reluciente, unos espejos siempre limpios y una mampara de vidrio sin cal ni rastro de cualquier otro elemento o suciedad que estropee su belleza. Por eso, en esta entrada os damos algunos consejos para que vuestro baño siempre luzca radiante.

Cómo limpiar las mamparas de vidrio

Uno de los elementos, tanto decorativo, como práctico, más importantes del baño es la mampara de la ducha o bañera, y también uno de los elementos que más se resisten a estar siempre impecables. No obstante, debemos saber que el vidrio es uno de los materiales cuya limpieza es más fácil.

La cal puede ser la gran enemiga de nuestra mampara, sin embargo, acabar con ella es sencillo. En el mercado existen diversos productos específicos para este fin, que pueden encontrarse en la sección de droguería. Pero si eres más de remedios caseros, para limpiar la cal del vidrio del baño nada como mezclar vinagre blanco con bicarbonato de sodio. Una vez obtenida una mezcla espesa, la extenderemos por la mampara y la dejaremos actuar unos 15 minutos. Pasado este tiempo, con una esponja húmeda eliminaremos los restos.

Si no tenemos bicarbonato, podemos utilizar sencillamente agua y vinagre. Para esparcir mejor la mezcla por la mampara, podemos hacer uso de un bote de spray. Dejaremos actuar unos 10 minutos y pasaremos a retirar los restos con un trapo o esponja.

Para mantener el vidrio siempre limpio, podemos aprovechar cada vez que nos duchemos para enjuagar la mampara y pasar una toalla, de esta forma evitaremos que la cal se acumule.

Mantener limpios los azulejos de pared y suelo

El baño es un lugar que tiende a tener bastante humedad. Especialmente la que proviene de la ducha nos ayudará a mantener siempre limpios los azulejos, por lo que para terminar de limpiarnos bastará con pasar una bayeta con un poco de agua, y si queremos un producto específico, para que queden perfectos. Una opción muy a tener en cuenta son los azulejos y suelo de vidrio. Descúbrelos aquí.

Cómo limpiar la junta de los azulejos

A diferencia del material del que están hechos los azulejos, las juntas pueden sufrir con la humedad del baño, para impedir que se cree moho, procuraremos que estén mojadas el menor tiempo posible, secándolas si fuese oportuno. Con un cepillo de dientes y una mezcla de agua y vinagre podemos limpiarlas y conseguir que queden blancas y sin rastro de moho. Para evitar que el moho ensucie la mampara, otra ayuda es ventilar la estancia lo máximo posible.

Consejos para un mármol sin manchas

Si nuestro baño cuenta con revestimientos de mármol, deberemos tener especial atención, ya que al ser un material porosos, las manchas tienden a penetrar en él y ser difíciles de eliminar. Para evitar que esto ocurra procuraremos no poner directamente sobre él aceites o perfumes que puedan derramarse. En el caso de que algún líquido como jabones, aceites o perfumes se derramen, deberemos limpiarlos rápidamente con un paño o servilleta y utilizar un jabón neutro, aclarar y secar la zona. Si el suelo o las paredes son de mármol, podemos utilizar una mezcla de agua oxigenada y amoniaco a partes iguales para que queden brillantes.

Cómo suavizar las toallas del baño

Las toallas quedan perfectas al lavarlas con agua tibia y detergente neutro. Para que queden suaves y mullidas, una gran ayuda es el aire caliente de la secadora, pero en el caso de no tener una, podemos utilizar una pequeña cantidad de suavizante, pero sin poner demasiado, ya que sino perderán absorción.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


    Su nombre*

    Su e-mail*

    Asunto

    Su mensaje

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Introduce estos códigos: captcha

    Call Now Button