El informe Ruido y Salud de DKV-GAES informó que uno de cada cuatro españoles sufre problemas de sueño por el ruido ambiental nocturno.

El ruido mientras dormimos, o lo intentamos, provoca una alteración en los problemas de sueño, impidiendo que alcancemos un nivel adecuado de sueño y propiciando la aparición de problemas cardiovasculares.

Según el mismo informe, 9 millones de personas en España soportan niveles de ruido superiores a los 65 dB recomendados por la OMS (Organización Mundial de la Salud). El estudio señala al tráfico como el principal causante de más del 80% de la contaminación acústica en las ciudades, siendo sin embargo el ruido procedente de las obras el que más molesta.

El informe aporta también datos que demuestran la asociación entre el ruido del tráfico en Madrid capital y los ingresos hospitalarios de adultos y niños, un detallado estudio del que no dispone por el momento ninguna otra ciudad en España.

Ante este habitual problema, una de las soluciones más eficaces es la instalación de ventanas cuyo vidrio y cierre favorezca el aislamiento acústico de toda la vivienda, y especialmente de los dormitorios.

Ventanas con aislamiento acústico

El aislamiento acústico de las ventanas es imprescindible en el proceso de aislamiento de la fachada de cualquier vivienda o lugar de trabajo que desee el máximo silencio para trabajar en sus oficinas, o trabajos que requieran cierto nivel de tranquilidad en el ambiente.

Para conseguir los mejores resultados, el vidrio más adecuado es el vidrio laminado acústico con espesores asimétricos.

Alcanzar una atenuación de 40 dB es relativamente sencillo. Pasar de ese valor y superar 50 dB exige soluciones más sofisticadas. Consulta con los expertos de Devitro, en Granada, para más información.

Cuando el ruido presenta un gran problema, lo más adecuado es llevar un estudio que analice todo el cerramiento y los niveles de ruido en todo el espectro.

El doble acristalamiento acústico protege de los ruidos exteriores y preserva la calma y la serenidad en su vivienda. Gracias a esto, sus habitantes pueden disfrutar de una vida tranquila con confort acústico, estar protegidos del ruido y de posibles situaciones de estrés y problemas de insomnio. Además, tienen garantizado un ambiente óptimo de estudio y trabajo, en el que ni tan siquiera la lluvia o el granizo causan grandes molestias al reducirse el ruido sobre el acristalamiento.

Visite nuestra tienda de vidrio en Granada para recibir una atención personalizada. Un experto le atenderá para conocer de primera mano sus preferencias y presupuesto, y así ofrecerle la mejor solución del mercado.